Desempleo

Transferencia de prestaciones de desempleo

Por lo general, para cobrar el subsidio de desempleo tienes que estar en el país que paga las prestaciones. No obstante, bajo determinadas condiciones puedes ir a otro país de la UE a buscar trabajo y seguir recibiendo las prestaciones de desempleo del país en el que te quedaste en paro.

Durante un mínimo de 3 meses, puedes seguir percibiendo la prestación por desempleo del último país de la UE en que hayas trabajado (ese plazo puede ampliarse hasta un máximo de 6 meses, en función de la institución que te abone la prestación).

Pero solo puedes hacerlo si:

  • estás en situación de desempleo total (no parcial ni intermitente) y
  • tienes derecho a recibir prestaciones de desempleo en el país en el que te quedaste en paro.

Antes de emprender viaje, tienes que:

  • haber estado inscrito como desempleado en busca de empleo en los servicios de empleo del país en el que te quedaste en paro un mínimo de cuatro semanas (puede haber excepciones)
  • solicitar un formulario U2 (antiguo formulario E 303) (autorización para exportar tus prestaciones de desempleo) a tu servicio nacional de empleo.

Esta autorización solo es válida para un país. Si deseas exportar tus prestaciones de desempleo a otro país, tienes que solicitar otro formulario U2. Pregunta en tu oficina de empleo si tienes que volver a tu país para solicitar la nueva autorización o si puedes hacerlo a distancia.

Al llegar al nuevo país, tendrás que:

  • inscribirte como demandante de empleo en los servicios nacionales de empleo en un plazo de siete días a partir de la fecha en que dejaste de estar registrado en los servicios de empleo del país del que te marchas
  • presentar el formulario U2 (antiguo formulario E 303) al inscribirte
  • aceptar todos los controles que el nuevo país exija a quienes solicitan prestaciones de desempleo como si fuera ese país quien te las paga.

Te recomendamos informarte sobre tus derechos y obligaciones como demandante de empleo en tu nuevo país. Pueden ser muy diferentes de los que tenías en el país donde te quedaste en paro. Se te ingresará el mismo importe que antes directamente en tu cuenta corriente del país en que te quedaste en paro. Si deseas mantener tu derecho a las prestaciones de desempleo, asegúrate de que regresas al país que paga tus prestaciones de desempleo antes o el mismo día que tu derecho expira.

Quedarse en el extranjero más de tres meses

Si quieres quedarte en el extranjero más de tres meses, tendrás que solicitar una prórroga al servicio nacional de empleo del país en el que te quedaste en paro explicando los motivos. Es importante que les convenzas de que tienes posibilidades reales de encontrar trabajo en el país anfitrión. De lo contrario, pueden denegarte la concesión de la prórroga.

Pide la prórroga cuanto antes. Tienes que solicitar la prórroga antes de que finalice el periodo inicial de 3 meses.

Quelle: http://europa.eu/youreurope/citizens/work/finding-job-abroad/transferring-unemployment-benefits/index_es.htm

Afiliación 

Están afiliados al Seguro de Desempleo, entre otros, los empleados en una o más empresas y los aprendices. Desde 2009, los autónomos pueden afiliarse voluntariamente al seguro de desempleo.

Tipo de cotización al seguro de desempleo en 2011:  

Empleados, trabajador y agricultores: 6,0 %, del que el 3,0 % es a cargo del afiliado.

Prestación por desempleo (Arbeitslosengeld) 

Requisitos:

Estar a disposición de los servicios del mercado de trabajo

Tener cubierto un período mínimo de cotización (si se solicita por primera vez, haber cotizado 52 semanas en los últimos 24 meses; en los demás casos, 28 semanas en los últimos 12 meses)

No haber agotado la prestación por desempleo

Se pierde el derecho si el desempleado rechaza una colocación adecuada o la participación en medidas activas de empleo.

Duración y cuantía

La duración de esta prestación se reconoce en principio por 20 semanas, pero puede aumentar a 30 semanas si en los últimos cinco años se ha estado empleado al menos 156 semanas. Además aumenta en los siguientes casos:

39 semanas de prestación

312 semanas trabajadas en los últimos 10 años y el desempleado tiene más de 40 años

52 semanas de prestación

468 semanas trabajadas en los últimos 15 años y el desempleado tiene más de 50 años

La prestación mínima por desempleo diaria es el 55% de los ingresos netos diarios, pero este porcentaje puede aumentar en determinados casos.

Subsidio por desempleo (Notstandshilfe) 

Los desempleados pueden solicitar este subsidio si han agotado la prestación. Solamente se concederá si el desempleado está a disposición del mercado de trabajo y se encuentra en una situación precaria, es decir, si no puede satisfacer las necesidades básicas. Otra condición es que se presente la solicitud en el plazo de tres años tras haber agotado la prestación, aunque este período es prolongable.

El subsidio se concede por un período limitado que no puede superar las 52 semanas, siendo prolongable. Asciende al 95% de la prestación percibida anteriormente si dicha prestación no supera los 793,40 euros (año 2011). En los demás casos asciende al 92%.

Subsidio para los trabajadores mayores por trabajar a jornada parcial (Altersteilzeitgeld)

(a partir del 1 de enero de 2010)

Mediante este acuerdo, se puede reducir la jornada laboral entre el 40 y 60% y el empresario debe compensar al menos el 50% del tiempo de trabajo reducido. Se conceden como máximo cinco años, cumpliendo los siguientes requisitos:

  • haber trabajado al menos tres meses en la empresa
  • alcanzar tras cinco años de jornada parcial la edad mínima para la jubilación. A raíz de la reforma del sistema de pensiones existe un período transitorio, que permite percibir este subsidio más de cinco años, si en 2010 la mujer tiene 53 años y el hombre 58 años.

La cuantía depende de la situación que se dé en la empresa, es decir, si el empresario contrata a alguien para cubrir la vacante y el tipo de jornada de trabajo que escoja el trabajador mayor.

Más información

Sidebar