Viudedad / Horfandad

Las pensiones de supervivencia corren a cargo del seguro de pensiones y se calculan a partir de la pensión del fallecido. El seguro de accidente también abona pensiones, que figuran en el apartado de accidente. Estas pensiones también se abonan a las parejas homosexuales, que hayan registrado su relación.

Pensión de viudedad 

Una persona tiene derecho a la pensión si el fallecido ha cotizado al menos 180 meses al seguro obligatorio o voluntario o estuvo 300 meses asegurado. No obstante, no es necesario cumplir estos requisitos si la muerte ha sido como consecuencia de un accidente laboral, enfermedad profesional o el fallecido tenía menos de 27 años y al menos seis meses cotizados.

El pago se puede limitar a 30 meses si la viuda no había cumplido los 35 años en el momento del fallecimiento o si el fallecido ya estaba jubilado en el momento de la boda o era mayor de 60 años (mujer) o 65 años (hombre). No se limita el cobro si nació un niño durante el matrimonio o el matrimonio duró al menos 10 años.

La cuantía de la pensión asciende como máximo al 60% de la pensión del fallecido.

Pensión de orfandad 

Los hijos, matrimoniales, no matrimoniales y reconocidos, tienen derecho a la pensión por orfandad si el fallecido ha cotizado al menos 180 meses al seguro obligatorio o voluntario o estuvo 300 meses asegurado. No obstante, no es necesario cumplir estos requisitos si la muerte ha sido consecuencia de un accidente laboral, enfermedad profesional o el fallecido tenía menos de 27 años y al menos seis meses cotizados.

Normalmente, se abona la pensión hasta que el huérfano haya cumplido 18 años, pero la edad puede aumentar hasta los 27 años si está estudiando, realizando una formación profesional o si está incapacitado.

La pensión de orfandad siempre se calcula a partir del 60% de la pensión de viudedad, independientemente de la cuantía. La cuantía asciende al 40% si se trata de orfandad simple y del 60% en el caso de orfandad absoluta.

Más información
Sidebar